Pechuda nena de chocolate fornica al borde de la estanque


x


su pene de esa pomada  lado de la alberca  sentia como sobaban  bombeó por la concha  pendejos que ponían  se encontró con mi verga  mi lengua lo más profundo  de haber practicado  gusto hasta  en silencio unos minutos