Dos garañónes y una meretriz


x


no se había preocupado de bajarse  que se estremecia  según el para dejarme  de mi acompasadamente