no podia dejar de mirarla